Crean tela similar a la seda a partir de leche podrida.
  

Tras 2 años de ensayo y error, la alemana Anke Domaske creó un tejido similar a la seda a partir de leche podrida. Este nuevo material es hipoalergénico y se trata de una forma de producción “fácil y ecológica” según como la misma científica lo define.

El secreto de esta particular fibra se encuentra en la caseína, una proteína que aparece en estado sólido cuando la leche se ha descompuesto. De este modo, la caseína extraída se deja secar hasta obtener algo parecido a la harina para después mezclararla con agua y amasarla hasta que se cree la el tejido de apariencia sedosa.

La creadora de la inusual fibra radicada en la ciudad alemana de Hanóver y  tiene una pequeña planta de producción en Bremen, dice que la fibra es natural, fácil de producir, ecológica y tiene propiedades antialérgicas.

Si bien hay científicos que ponen en tela de juicio la duración de este nuevo material, otros señalan que la producción de leche tradicional tiene de por sí un impacto negativo sobre el medio ambiente.

Ante esto, Domaske respondió que usar leche podrida es aprovechar un producto que tarde o temprano hubiera terminado en la basura. Y que la creación de este textil ocupa menos agua en comparación a la producción de otras telas.

Para Domaske, el precio adicional no es un impedimento si se tiene en cuenta que su textil es, según cuenta, beneficioso para quienes tienen la piel sensible. Esto se puede deber a que el pH (o la acidez) de la leche es cercano al pH de la piel.

"Como no estamos usando químicos para producir la fibra, espero que de verdad pueda ayudar a las personas que tienen alergias o irritación de la piel", dice la alemana.

"La simplicidad del producto es lo que lo hace tan especial", concluye. "De verdad creo que se puede cambiar el mundo a través del diseño".

Fuente: Club Darwin.