Un forro de calzado que evita las bacterias y los malos olores.
  
El Instituto Tecnológico Textil Aitex, con sede en Valencia, en colaboración con la empresa Tex-Petrel, ha desarrollado un tejido para el interior del calzado compuesto por Gootex, un tejido elaborado a partir de biofibras de bambú, con propiedades antimicrobianas y antiolor, así como principios aromáticos e hidratantes conseguidos a través de microcápsulas.

La utilización de las microcápsulas en los procesos de acabado textil permite añadir sustancias que permanecerán durante un periodo de tiempo superior al que normalmente cabría esperar si no estuvieran encapsuladas.

Las microcápsulas son pequeñísimas partículas de material envueltas en otro material, que forma una película fina que recubre al primero, los aísla y lo protege del entorno. Este proceso ofrece "grandes beneficios" al usuario, ya que se liberan principios antibacterianos, aromáticos e hidrantes aportando al forro del calzado un valor añadido.El roce del tejido con el movimiento del pie hace que se desprendan los principios activos que se encuentran dentro de las microcápsulas del entramado del textil.

La aparición de malos olores se debe a la presencia de bacterias y hongos en los tejidos y puede ser producido por varios motivos como el calor acumulado, la condensación que se produce dentro del calzado o por el material del que se compone. Según Aitex, "los productos antibacterias son una solución efectiva a estos problemas, ya que previenen la proliferación de microorganismos en los tejidos". Por ello, el tejido destinado a ser aplicado como forro de calzado Gootex ha sido fabricado a partir de biofibras de bambú "con propiedades intrínsecas antimicrobianas y antiolor".

Este proyecto ha contado con el apoyo y financiación de la Consellería de Industria, Comercio e Innovación de la Generalitat Valenciana a través del IMPIVA, cofinanciado por el Fondo Europeo Desarrollo Regional (FEDER).

Fuente: Innovamas